miércoles, 7 de noviembre de 2007

El 27 de octubre estuve en Cheste, en el último concierto de HEROES DEL SILENCIO

Y bien cerca que los vimos...

Debo decir que aunque la organización fue mala, el Bunbury y el resto de la banda para mi hicieron un concierto memorable. 19 horas pasamos en Valencia, entre colas, atascos, más colas para entrar en la zona preferente, el concierto, atasco para salir, tres horas durmiendo en el coche... en fin, y aún así para mi valió la pena. Fue un gran espectáculo. Ojalá se juntasen para hacer un nuevo disco. Eso si, si volviesen a tocar en directo, a Cheste no voy seguro. Prefiero un estadio de futbol donde la entrada y salida de gente esté mucho mejor organizada.

1 comentario:

Kramelman dijo...

jo, yo tuve la mala suerte de ver las 7 últimas canciones... sigh sigh

en fins... igual cuando vuelvan a necesitar dinero se les puede ver de nuevo... jejeje

che, que pena!