viernes, 30 de junio de 2017

La sinestesia y como influye en mi trabajo

No sé si en éste blog he tratado alguna vez el tema. Pero el caso es que ayer durante una conversación acerca de mi trabajo, surgió el tema de que tengo sinestesia. Al principio la reacción fue, ¿Cómo? ¿Pero esto es una enfermedad? ¿Te encuentras bien?
Y al principio cuando traté de explicarlo, las reacciones eran como ¡venga ya! ¿pero como vas a ver colores cuando hueles algo?
Y en realidad, con los olores me pasa, pero sobre todo se acentúa cuando hablamos de letras, números y sonidos. Pero bueno, antes de continuar veamos que dice al respecto ese lugar de sabiduría infinita que es Wikipedia:

En neurofisiologíasinestesia (del griego συν- [syn-], «junto», y αἰσθησία [aisthesía], «sensación») es la asimilación conjunta o interferencia de varios tipos de sensaciones de diferentes sentidos en un mismo acto perceptivo. Una persona sinestésica puede, por ejemplo, oír coloresver sonidos, y percibir sensaciones gustativas al tocar un objeto con una textura determinada. No es que lo asocie o tenga la sensación de sentirlo: lo siente realmente. La sinestesia es también un efecto común de algunas sustancias psicodélicas, como el LSD, la mescalina o los hongos psilocibios, pero hay personas (calificadas por esa razón como sinestésicas) que, sin haber consumido sustancia alguna, tienen esa capacidad de percibir sensaciones de diferentes sentidos de manera conjunta o "cruzada" o con "correspondencias".
Los sinestésicos perciben con frecuencia y de manera involuntaria correspondencias entre tonos de colortonos de sonidos e intensidades de los sabores.

Bien, de momento no os quedéis solo con lo del LSD, yo no diría tanto ni creo que esté pegándome un viaje en plan "Miedo y asco en Las Vegas, pero si que es cierto que en ocasiones puntuales también veo lucecitas raras.
En realidad es mucho menos espectacular de lo que parece. El ejercicio que podéis hacer es el siguiente: pensad en una letra, la A por ejemplo. Visualizadla en vuestra mente y decidme si la veis de algún color concreto. ¿Si? ¿No? Pues yo cuando pienso en la letra A, siempre la asocio al color rojo. De ahí que por ejemplo mi nombre, sea de un rojo intenso. Si escribo Fran, sé que lo estoy escribiendo aquí con letras negras, pero en mi cabeza lo veo rojo, siempre rojo. A la E la veo verde, la I amarilla, la O azul y la U naranja. Siempre es así. De modo que esta entrada del blog, aunque sea toda de color negro,  la "veo" de colores. De hecho la palabra negro, es verde y azul.

Me pasa también muchísimo con la música. Siempre cuento la anécdota de que en la escuela de arte, pinté un cuadro que eran manchas de colores, como chorros de pintura superpuestos. Lo titulé Mezcla de canciones. Suspendí. Nadie lo entendió. Pero en realidad lo que había pintado era Even Flow de Pearl Jam y Enter Sandman de Metallica. Por ejemplo normalmente cuando suena el bajo, veo colores oscuros, negro, azul marino... en cambio cuando suena la guitarra suele ser de color verde. Y la batería es roja y negra. No puedo explicarlo mejor, pero veo eso, chorros de colores fluyendo.

¿Y como influye la sinestesia en mi trabajo? Sinceramente no estoy seguro de tener una respuesta. Suelen decir de mis ilustraciones que tengo una especial sensibilidad a la hora de colorear. Pero claro, realmente no lo sé, me guío por lo que la gente siente al ver lo que pinto. Pero como dicen de nuevo en Wikipedia:
Es posible que el fenómeno ocurra en una de cada 100 personas.5 Una causa de la diferencia en estas estadísticas es que los sinestésicos no suelen reconocer que la mayoría de la gente no tiene esa capacidad. El tipo de sinestesia en el cual las personas ven colores cuando oyen o leen letras y números es el más frecuente, hasta 1 % de personas. Otras personas saborean sonidos y colores, entre otras cosas.
Es difícil describir las capacidades de los sinestésicos porque hay muchas clases. Algunos sinestésicos son extraordinarios y poseen una profunda sensibilidad musical, pues pueden distinguir e identificar sonidos que, a nivel consciente, no son fácilmente percibidos por otras personas no sinestésicas, lo cual muchas personas suelen relacionar con el llamado oído absoluto.
Algunos sinestésicos se deleitan escuchando ópera, visualizando muchos colores y sabores. La creatividad es otra característica de estas personas. Vasili Kandinski escuchaba los colores, y por ello ahí sus obras pictóricas están asociadas con notas musicales.

Sea como sea, la sinestesia creo que es algo bueno. Me permite tener otra visión de la realidad, y eso es algo que me gusta. A veces me presentan a gente y se me olvidan los nombres, pero en cambio nunca el color con el que veo a esa persona. Me gustan los olores de color blanco y salmón. Me gustan las canciones violetas. Y me gustan las palabras de color verde. Y como dicen en Microsiervos, tal vez esto sea un superpoder, porque personalmente, me permite resolver problemas matemáticos y crucigramas con bastante rapidez, por el hecho de ver los números y las letras de colores. Aunque quizás, hace unos siglos me hubiesen quemado en una hoguera.

1 comentario:

Monika Martin Monce dijo...

A mí me parece un don,un superpoder como tú dices!! Que te hace ser muy especial Fran; no necesitas que nadie lo entienda,es tuyo; pero además eres tan generoso que no sólo te conformas con compartir tu arte y creatividad,si no que tambien tus sentidos de colores.
Gracias!!! Por que ahora me pararé a ver de qué color son mis números , mis letras y cómo huelen las cosas y las personas bonitas como tú.
Mil gracias